gorros cirujano ayuda quirofano

Poner el nombre en el gorro de quirófano está cambiando la seguridad

¿Cómo mejoran los cirujanos la seguridad?


Los cirujanos y el resto del equipo quirúrgico (el anestesiólogo, los ayudantes y las enfermeras) llevan, como sabes, ropa y gorros que protegen al paciente de contraer infecciones. Un anestesiólogo tuvo una de esas ideas a las que precisamente la simplicidad les brinda el toque genial. Se trata de Rob Hackett.

Nombres para más seguridad

La idea de este médico australiano ha sido simplemente escribir su rol y su nombre en el gorro que usa en quirófano. Nada más. Con esta idea ha logrado disminuir el nivel de error humano en los centros laborales sanitarios. Así lo demuestran numerosos estudios realizados en el Reino Unido y los Estados Unidos.


Al escribir el nombre y rol en el gorro han disminuido los errores en los equipos sanitarios


El error humano

La falta de coordinación dentro de un equipo quirúrgico puede llevar a errores en las instrucciones impartidas. Una persona puede dirigirse a alguien sin mencionar su nombre, por no conocerlo, y la persona aludida creer que se dirige a otra.

Tratar de recordar un nombre también induce a errores y puede hacer perder un tiempo precioso, lo que obra en perjuicio del paciente.

¿Por qué aparece?

El error humano se presenta por fatiga, a la cual están particularmente expuestos los cirujanos y su equipo. También puede aparecer por la rotación del personal, lo que causa que en cada turno puedas trabajar con personas a las que ves por primera vez. La misma uniformidad de la ropa de quirófano y el tener el rostro parcialmente cubierto pueden causar confusiones de funciones e identidades. Otras causas del error humano son las fallas en la comunicación interpersonal.

El impacto que ha causado esta idea entre los cirujanos trasciende el quirófano, donde no solo ha reducido los errores, sino que también ha aumentado con ello la seguridad. Has de saber que, además, ha llegado a ser tendencia en las RRSS y ha mejorado tanto la camaradería como la confianza que los pacientes depositan en el personal sanitario.

 

Dr Javier Romero Fernandez traumatologo cadiz

 

Sin comentarios

Añadir un comentario