Dolor musculoesquelético



La mayor parte de las personas que nos consultan acuden por dolor muscular o articular. 

¿Cómo valoramos el dolor musculoesquelético?

En primer lugar realizamos una entrevista clínica donde analizamos las características del paciente, los mecanismos de producción de la lesión, las características de dolor y los factores que empeoran o mejoran la intensidad del mismo. 

¿Es siempre necesario realizar pruebas complementarias?

No. En muchos casos, una buena historia clínica y una correcta exploración, permite alcanzar un juicio clínico bastante exacto para poder llevar a cabo el tratamiento más adecuado de la lesión.

Muchas personas piensan que deben hacerse estudios complementarios de forma obligada, especialmente estudios de resonancia magnética nuclear, pero esto no es correcto. Los estudios complementarios se reservan para cuando necesitamos concretar un diagnóstico clínico antes de proceder a una intervención quirúrgica, o ante un proceso que no responde al tratamiento pautado. No son raras las ocasiones en las que una resonancia nos informa de que el paciente no tiene ninguna lesión, sin embargo, a la exploración sí se sospecha dicha lesión.

Las pruebas complementarias, como su propio nombre indica, son solo un conjunto de técnicas diagnósticas que no tienen validez si no tenemos en cuenta la situación clínica del paciente.

¿Cómo tratamos el dolor musculoesquelético?

En nuestro Centro realizamos tratamiento del dolor musculoesquelético mediante diferentes tipos de terapias, tales como:

  • Tratamiento con factores de crecimiento
  • Tratamiento con ácido hialurónico de alto peso molecular
  • Radiofrecuencia
  • Infiltraciones articulares y de partes blandas
  • Electrólisis Terapéutica Percutánea
  • Etc…


Nuestro principal objetivo no solo es el control de la sintomatología dolorosa, sino el tratamiento de la lesión que produce dicho dolor.