bursitis cadera que es y tratamientos

Bursitis de cadera ¿Qué es?

Varias enfermedades pueden causarte lo que se conoce como bursitis de cadera. Este trastorno cursa con un dolor intenso que se debe a la inflamación de alguna de las dos bolsas que se encuentran en la articulación. Quiero que sepas que en cada caso existen tratamientos que resuelven la enfermedad.

¿Qué es la bursitis de cadera?

Las bolsas o bursas de esta articulación tienen como función permitir el suave deslizamiento recíproco de los elementos anatómicos. Se ubican por lo tanto entre los músculos, tendones, huesos y ligamentos. Si hay alteración de estas estructuras sentirás aumento de volumen y calor en el lado afectado, así como dolor al mover la pierna. Ciertos tipos de bursitis pueden ser agudas, como las que son provocadas por un traumatismo. Sin embargo, te recomiendo que no te descuides pues pueden hacerse crónicas.

Te cuento que una bursitis crónica cursa con recidivas y remisiones y lleva al endurecimiento de los tejidos, al engrosamiento de la cápsula articular y a evitar realizar los movimientos de la pierna. La inmovilidad consiguiente puede causarte hipotrofia muscular. Las bolsas que pueden afectarse son dos y se ubican en el trocanter mayor y sobre el músculo psoas ilíaco.

La bursitis de cadera puede deberse a sobrecarga de la articulación, traumatismos...etc

Causas:

Además de los procedimientos de reposo, traumatología y rehabilitación, la bursitis debe recibir un tratamiento adecuado según la causa. Entre ellas están las que te describo a continuación.

- Patologías que incrementan la carga sobre la articulación, como escoliosis y acortamiento de un miembro inferior.

- Sobreuso articular por movimientos repetitivos e inadecuados o posturas que ejercen presión continua.

- Crecimiento de espolones sobre los huesos de la articulación de la cadera.

- Traumatismos de la cadera.

- Infecciones bacterianas, especialmente las causadas por estalfilococo dorado.

- Enfermedades sistémicas como la diabetes, la gota y la artritis reumatoide.

Para iniciar el tratamiento de la bursitis de cadera debes disminuir la inflamación con frío local y reposo

Posibles tratamientos

En una fase inicial el traumatólogo te indicará medidas para disminuir la inflamación y el dolor. Te explico que entre ellas está la aplicación de frío local varias veces al día por unos 15 minutos. Disminuir la presión sobre la articulación es importante, por lo que debes guardar reposo y dormir boca arriba o sobre el lado opuesto.

Cuando empiece a ceder el dolor, te recomiendo que te sometas a un tratamiento de fisioterapia que te ayude a movilizar la articulación, a ganar fuerza muscular y a conservar los rangos articulares de movimiento. Esto es especialmente importante en el caso de las bursitis crónicas, en las que puede haber hipotrofia de algunos músculos relacionados con la articulación.

En algunos casos deberás recurrir a los antiinflamatorios no esteroideos o AINES que recetará tu médico. Si con todas estas medidas no hay mejoría es posible que requieras procedimientos más invasivos. Tu traumatólogo puede infiltrar la articulación o extraer parcialmente del líquido contenido en la bursa. En casos poco frecuentes, el traumatólogo podrá indicar la extracción de la bolsa, ya que no responde a los tratamientos previos.

La bursitis de cadera es un trastorno que puedes prevenir si hacer ejercicios de forma adecuada y controlas los factores que pueden causarla. Si crees que puedes tener este u otro trastorno musculoesquelético, te recomiendo que nos contactes.

 

Dr. Romero Fernández Cirugía Ortopédica y Traumatología | 688 99 40 41 | dr.romerofernandez@gmail.com


 

 

 dr javier romero rernandez nominado doctoralia dos mil diecinueve          Dr Javier Romero Fernandez traumatologo cadiz

 

Sin comentarios

Añadir un comentario